viernes, abril 28, 2017

Mon Laferte. La Trenza. 2017



Recién salido me dio por escuchar este disco de Mon Laferte, una de las figuras femeninas más reconocidas dentro del último tiempo en la música chilena, y por qué no decirlo, en México y en varios lugares de Latinoamérica.

Mon Laferte tiene una fuerte llegada dentro de un grupo etario adolescente y juvenil, principalmente por interpretaciones apasionadas, llevando su voz al extremo de expresión de la música melódica.

Este disco viene a ser el continuador del Vol1, editado el 2015, y es un continuador en forma literal, ya que no hay grandes variaciones en los arreglos, en la temática y en la calidad de los versos comparados con el disco anterior.

* El disco parte con un hermoso tema que trata sobre la falta del amor paternal “Pa dónde se fue”, tal vez asociado fuertemente a su vida personal, sobre un ritmo de música andina. Pero este tema muestra desde el principio unos de los ripios recurrentes en las letras de las canciones de este disco, el utilizar la rima con dos palabras ubicadas al final de versos sucesivos: “pestañas… arañas”.
Si miramos las letras de canciones desde un punto de vista más formal, esta rima en versos sucesivos, produce cacofonías, es decir palabras o frases que suenan mal. Una de las más reveladoras de los últimos años por ejemplo es la que utilizó Manuel García para rimar en versos sucesivos  las palabras “restaurant” y “wantán”. Magistralmente horrible.
La canción también muestra un derrotero en las canciones de Mon Laferte, textos simples, directos, poca metáfora, bien melancólicas y dolidas; y registros musicales tradicionales, sonoridades conocidas, no se busca la experimentación melódica, armónica ni sónica; son canciones que bien podrán sumarse a un repertorio tradicional de la música popular realizadas hace un montón de años.
Esa es otra característica de este trabajo. Cuesta ubicar este disco en el año 2017. Podrían ser canciones compuestas hace 50 años fácilmente. Incluso muchas buscan y desarrollan esa sonoridad. La de la música de la Nueva Ola, de los Pretty Faces, pero también el repertorio de la música de cantina, con la expresión dolida y sufrida de esa vertiente musical.
Incluso si vamos más allá, la presencia física de Mon Laferte en los escenarios también es hereditaria de ese concepto, tal vez buscando algo un poco más actual, recuerda la presencia de Luz Casal cuando tomó repertorio de los años 50, con algunos tatuajes adicionales.


*Que si, Una especia de Bossa Nova. Otra canción explicita, nada de sensaciones, descriptiva, de un par de amantes.


*Mi buen amor. Estilo Blues. Otra canción descriptiva, realizada a dos voces sobre una pareja que se trata de convencerse mutuamente de volver, o de no volver.  “Dolida” “amiga”, otra rima en versos sucesivos.

*Ana. Una canción de amor lésbico. Asi se puede leer este tema de Los Saicos en su voz. Un estilo de canción de slow rock, o música de los 50 o de los 60, de ese estilo Nueva Ola. Otra canción descriptiva. “Si yo nací, para amarte a tí”, otra rima de aquellas.

*Amárrame. Una cumbia. Realizada a dos voces sobre una pareja y su juego en el amor, casi como el “dime que no” de Arjona. También otra canción descriptiva.

*“Yo te qui”, vals peruano. Es una temática tradicional la utilización del verso recortado. “Yo te quiero con raíces pero en libertad”. Una pésima metáfora, o tal vez relamida.

*Primaveral. Canción. Otra canción descriptiva sobre una pareja después de echarse un polvo, y la mina es bipolar. “portal…Primaveral… Sentimental… Bipolaridad” “Primaveral.. Real”. Esas rimas…

*No te fumes mi mariguana. Estilo Ska Reggae. Derechamente una de las peores canciones del disco, pasando a liderar fuertemente el ranking de las mejores canciones de lo peor de chilito. No es por lo temática, pero es una canción super adolescente, es como una canción realizada por una niña de 11, ahí sí que sonaría rupturista, versos simples; además ¿qué más simple que ponerle música de Jamaica?, tal vez si le hubiera puesto música Mexicana, o chilena, o de otro país, hubiera sonado como propositiva. Esta no es más una canción para la barra, para el posible escándalo fácil, pero que es un cero a la izquierda en calidad artística.

*Cielito de abril. Tal vez la canción más cuidada, le suma la voz del Innombrable Manuel García, resulta interesante escucharlo en un registro que no es el propio

*Flaco. Tanto como yo. Una baladita, sobre un amor ausente, o que está a punto de irse.

*Trenza. Distinta a todas las del barrio. Una canción dedicada a la hija o a la nieta, para que siga su carrera artística sobre lo que diga el amor o la vida. Tal vez podría ser una canción de su abuela a ella misma, poniéndose en su papel.

Mon Laferte puede resultar una figura importante para que toda una generación redescubra el repertorio de la música popular romántica, dolida, marginal; pero si lo analizamos dentro de la historia de la música popular, teniendo en mi caso un conocimiento relativamente decente del repertorio de la música popular chilena desde los años 50 a la actualidad, Mon Laferte se convierte en solo una figura más, que explota este repertorio, que crea composiciones a partir de él, pero que aún le falta, con creces, elementos y trabajos para convertirla en un aporte que evolucione y revolucione el repertorio del cancionero nacional.

Llama por otro lado lo adolescente que es la temática de las letras, considerando que ella es una mujer sobre los 30 años, podría transformarse, si sigue en ese derrotero, en una mujer adulta cantando canciones infantiles, una integrante de Mazapan, o una Tia Pucherito. Tal vez le exigimos más madurez en sus letras, en su música; un mayor riesgo en la propuesta. Tal vez ella no lo quiere y no lo desea, sino que quiere ser una gota más en el río.

Es este disco un avance a la música popular chilena?, yo creo que no, esto ya Mon Laferte lo demostró en su disco anterior, y otros músicos ya lo desarrollaron hace años. Tal vez este disco es la consolidación del estilo. ¿ Dará para un tercer disco así?, tal vez; pero cada vez que lo haga se alejará de ser un aporte al progreso de la música popular. Tal vez tampoco lo busca. Tal vez es tiempo de dejar pasar este disco, tomarlo como uno más, y que pase el siguiente.


Atte.
Víctor Tapia
Director y todo lo demás de Puro Chile Musical, Discoteca Nacional Chile, etc, etc... pa que vamos a agregarle mas...


1 comentario:

Anónimo dijo...

muy respetable tu opinión, pero al igual si no te gusta o parece de lo mejor el disco no es necesario que digas que sus canciones las puede escribir un niño de once años, se acepta esa critica constructiva mas eso ya es burlarse del trabajo de una persona que ha trabajado para lograr llegar a donde esta sea por su música, estilo o letras.

pd: a mi me encanta digan lo que sea es la mejor.

saludos!!! :)