domingo, julio 14, 2013

Los músicos chilenos que están en las mejores orquestas del mundo

El Mercurio

Aquí, una nómina de instrumentistas que juegan en las grandes ligas.
Romina de la Sotta Donoso

En los últimos años ha crecido de forma exponencial la nómina de instrumentistas chilenos fichados por las mejores orquestas del mundo. La lista es larga, y desde mayo la lidera el violinista Álvaro Parra, el primer chileno que conquista una posición estable en la Filarmónica de Berlín.

Pero también hubo precursores, como Roberto Díaz (1964). Durante 20 años integró sinfónicas estadounidenses, y durante diez fue viola principal de la Orquesta de Filadelfia. En 2006 asumió como presidente del Curtis Institute, pero su agenda de conciertos sigue siendo intensa. "Los músicos chilenos que logran entrar a las grandes orquestas generalmente se han entrenado afuera, lo que es necesario para competir a un nivel en que no basta sólo con el talento", comenta.

Otro chileno que ha llegado lejos es Carlos Ramón Dourthé (1959): lo fichó Lorin Maazel para la Orquesta Nacional de Francia, donde fue cello supersolista por 15 años. Después fue director asistente de Kurt Masur, y hoy combina la conducción con su carrera solista.

Entre los violinistas, es de justicia mencionar a Germán Ruiz, quien acaba de jubilarse en la Orquesta Nacional de España, y a Elías Friedenzohn, quien entró en 1965 a la Sinfónica de Detroit. Actualmente, sus colegas Claudia Mahave e Isabel Mellado están en la Orquesta de Pittsburgh y en Ciudad de Granada, mientras el cellista Pablo Mahave toca en la de Michigan y el contrabajista Nhassim Gazale en la Konzerthaus de Berlín. En la Orquesta Estable del Colón es solista de contrabajo Elian Ortiz, y Arturo Vergara, solista de timbal. Y el trombonista Jorge Ramírez está en la Filarmónica de Buenos Aires.

Al comentar sus logros, todos los instrumentistas mencionan a sus profesores en Chile, y también a Juan Pablo Izquierdo, por su influjo al haber renovado a la Filarmónica en los años 80; a Fernando Rosas, por su apoyo a las nuevas generaciones, y a Jorge Peña Hen, por fundar las orquestas juveniles.

 Álvaro Parra
Hay coincidencia plena: lo que logró el penquista Álvaro Parra (1977) es una hazaña. En mayo ganó, por concurso, un puesto en los primeros violines de la Orquesta Filarmónica de Berlín . Él se lo toma con calma: "Después de un período de prueba, habrá dos votaciones democráticas para confirmarme. Si obtengo 2/3, quedaré como miembro estable hasta que me jubile", cuenta desde Tokio, en medio de una gira. "Los últimos nueve años he tenido la suerte de haber sido invitado reiteradamente a tocar como extra en esta orquesta. Estos músicos tienen una ambición artística enorme. Como chileno, el mayor reto será superar los complejos de inferioridad propios de nuestra idiosincrasia", agrega.

Para alcanzar el nivel musical que hoy tiene, fue esencial haber sido becado por la Academia Karajan de la propia Filarmónica de Berlín: "Es una suerte de escuela de práctica orquestal. Durante dos años, los jóvenes instrumentistas tienen la posibilidad de tocar en la orquesta y tener clases instrumentales con sus solistas". Ex profesor del Instituto de Música UC, hasta ahora Parra era primer tutti de la Konzerthaus de Berlín.

Paulo Muñoz
Ex alumno del Colegio Don Orione, en Cerrillos, el cornista Paulo Muñoz (1971) entró en 2002 a la Orquesta Tonhalle de Zurich. "Hacemos 20 conciertos al mes, y grabamos cinco discos al año", cuenta.
La Academia Karajan lo becó y luego estuvo en la Mahler Chamber Orchestra: "Si te pregunta Claudio Abbado no le vas a decir que no". Además, ha incursionado en la conducción de filas de bronces: "Hace un año, Charles Dutoit me ofreció que dirigiera la mitad del programa. Igual que Daniel Harding, en Aix-en-Provence. '¿Qué haces aquí sentado en la orquesta, anda a dirigir', me dijo".

Muñoz vino a Chile la semana pasada a dar clases en el Encuentro de Cornos de la FOJI: "Era un sueño de muchos años, postulamos dos veces al Fondo de la Música y por fin lo ganamos. Participaron 70 jóvenes".

Claudio Estay
"Ingresé hace cuatro meses. Es como si hubiera jugado en la 'U' y pasara al Bayern München. Las exigencias son muy grandes, pero hay mucho respeto por tu trabajo; no como en Chile, donde uno tenía que estar agradecido de poder trabajar", dice Claudio Estay (1974), primer percusión solista de la Ópera de Munich . "Acá vienen todos los grandes a dirigir; ahora en agosto nos vamos de gira a India con Zubin Mehta; siempre hacemos música de cámara, y encargamos obras nuevas".

A su puesto hubo 200 postulantes. Antes fue percusionista de la Mahler Chamber Orchestra y primer timbal de la Sinfónica de Hof, y hace quince años toca en el ensemble de Peter Sadlo. Además, dirige una batería de samba con cien jóvenes alemanes.

Ignacio García
También fue becado en la Academia Karajan, y desde 1993 Ignacio García (1967) es corno solista de la Ópera de Berlín , que dirige Daniel Barenboim. Hacen 30 óperas al año. "En los Proms haremos 'El oro del Rin' completo, en versión de concierto. Y en 2002 hicimos diez óperas de Wagner en once días en Berlín. Eso no pasa ni en Bayreuth", adelanta.

"El mayor desafío de mi vida ha sido trabajar con Barenboim, porque es muy osado. Cuando tocamos Wagner en Jerusalén, en 2001, tuve mucho miedo. Parte del público estaba muy alterado y agresivo, pensé que tendría que saltar a defender a mi jefe", confidencia este cornista que desde 2002 ha sido mentor de la West-Eastern Divan y que la semana pasada estuvo en Chile haciendo clases en la FOJI.

David Cofré
El cellista David Cofré (1967) fue fichado en 1997 por la Ópera de Stuttgart . Antes estuvo en la Academia Karajan de la Filarmónica de Berlín y en 1995 entró a la Ópera de Mannheim.

Patricio Hernández
Es uno de los percusionistas chilenos que Juan Pablo Izquierdo se llevó a estudiar al Carneggie Mellon. Y en febrero, Patricio Hernández (1975) conquistó el puesto de timbal solista en la Filarmónica de Minas Gerais .

Jaime González
Todavía estaba estudiando cuando lo invitó a actuar el Ensemble Recherche , uno de los más importantes de su tipo, con más de 400 estrenos absolutos y 70 cedés. En 2002, Jaime González (1974) conquistó el puesto de oboe de la agrupación. "Damos entre 60 y 70 conciertos al año, y trabajamos directamente con los compositores", dice.

Freddy Varela
El violinista Freddy Varela (1977) asumió hace tres años como concertino de la Orquesta Estable del Teatro Colón . "Tocar aquí es maravilloso, siempre está lleno. La versión reducida de 'El anillo del Nibelungo', que hicimos en 2012 con Roberto Paternostro, ha sido una de las satisfacciones de mi vida", cuenta. Además, Varela asumió como director musical de la Camerata Bariloche en 2011, y no ha abandonado a la Sinfónica U. de Concepción, donde llegó tras salir de la Filarmónica de Santiago, en 2006: "Menos ahora que hay un director fantástico (Julian Kuerti)".

Rubén Zúñiga
"Me siento en el tope de mi carrera profesional", dice Rubén Zúñiga (1986). El percusionista ingresó hace dos años a la Orquesta Sinfónica de Sao Paulo . "Es la mejor orquesta de Latinoamérica. Tenemos cuatro conciertos a la semana, y muchas giras internacionales, de hecho, ahora nos vamos por un mes a Europa. Y tenemos siete ocho grabaciones por año. Es bastante presión; es más difícil mantener el trabajo que obtenerlo", confiesa.

Alonso Fernández
Es concertino de la Ópera de Detmold desde 1994. Dos años antes, Alonso Fernández (1966) se había instalado en Alemania a estudiar, tras haber sido asistente de concertino en la Sinfónica de Chile y profesor en el Instituto de Música UC. "Acá se trabaja distinto. La orquesta tiene un repertorio, óperas que se estudian una vez y luego se combinan con títulos nuevos. Así que estamos permanentemente tocando cosas distintas, entre ópera, opereta, ballet , musicales y conciertos sinfónicos. Y acá, cuando haces bien tu trabajo, se corre la bola y te llaman de todos lados para proyectos bien interesantes", dice.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Falto el joven de casi 28 años Alvaro Zambrano, quien esta triunfando hace varios años en Deutsche Oper Berlin, un joven tenor que salio de La Serena precisamente de la Escuela Exp. de Música "JORGE PEÑA HEN"