viernes, septiembre 15, 2017

Programa Ars Música vuelve más patrimonial

El Mercurio

El programa televisivo se emite en 13C y ahora aborda la cueca, la música antigua y el jazz en Chile.
Por Romina de la Sotta Donoso

Seis capítulos tiene la segunda temporada del programa Ars Música, que produce Visualarte y financió el Fondo de la Música. Duran 30 minutos y se estrenan cada viernes, a las 20:30 horas, en 13C, con varias repeticiones: por ejemplo, a las 14 horas del sábado y domingo.

"Intentamos develarle a un público transversal y multiedad prácticas musicales que no están a la mano, fuera del mundo académico", dice su director, Ernesto González Greenhill.

El conductor del espacio es Óscar Ohlsen, quien produce hace 28 años el programa "Guitarra", en Radio Beethoven. "Ars Música pone de relieve expresiones artísticas preciosas de nuestro Chile, de un patrimonio que es bastante desconocido. Mostraremos música chilena que no ha tenido un espacio en la televisión por mucho tiempo", dice.

La nueva temporada se centra en la cueca, la música antigua y el jazz. "Estos tres géneros tienen en común el arte de la improvisación. Hasta el período barroco, la música no solo permite, sino que demanda del intérprete una recreación espontánea del momento, donde puede agregar mucho más de lo escrito. Eso la asemeja al jazz y a la música popular", asegura Ohlsen.

Se explora la cueca, con Cuncumén y la Agrupación Raquel Barros, por un lado, y Los Trukeros y La Isla de la Fantasía en un capítulo que se estrena hoy. Durante un año Visualarte grabó en locaciones que los propios artistas definieron, como la Catedral de Santiago y el Museo San Francisco. Y en el programa muestran piezas completas, no extractos.

Hay dos capítulos dedicados a la música antigua en Chile. Les Carillons ofrecen una fiesta barroca con piezas de Hispanoamérica, y Estudio MusicAntigua UC recrea la "Antología de la música colonial en América del Sur" de Samuel Claro (viernes 22). El propio Óscar Ohlsen, gran guitarrista, interpreta junto al tiorbista Eduardo Figueroa piezas de "Cifras selectas de guitarra" (1722), de Santiago de Murcia. Y el musicólogo Alejandro Vera, quien descubrió ese volumen, reconstruye el repertorio que se intepretaba en el 1800 en la Catedral de Santiago (29 de septiembre).

Dos capítulos tendrá el jazz. El cuarteto de Roberto Lecaros interpreta sus composiciones para los filmes "Ardiente paciencia" y "Despedida en Berlín", de Skármeta, y "Lunes 1° domingo 7", de Soto (6 de octubre). Mientras, el musicólogo Álvaro Menanteau revisa el jazz compuesto por chilenos a lo largo del siglo XX (13 de octubre).

jueves, septiembre 14, 2017

Margot Loyola centenaria: comienza otro año para festejar

El Mercurio

Mañana se inicia la cuenta regresiva para el siglo de la maestra de folclor, que coincide con el fin de las celebraciones de su "comaire" Violeta Parra. Todo arranca en La Moneda con la entrega del premio que lleva su nombre, y el lanzamiento de dos discos.  

Por IÑIGO DÍAZ 

"Para la familia, la estrella era la Estelita, no la Margot. Ella quería volar más alto, ser solista, dedicarse al bel canto porque tenía una voz de soprano extraordinaria y un oído fantástico. Por eso el dúo de Las Hermanas Loyola se disolvió", dice Osvaldo Cádiz, profesor, folclorista y viudo de Margot Loyola. "Estela era la figura. No necesitaba estudiar, sino que improvisaba. Margot era la que se aprendía los ritmos, las letras, los tipos de rasgueos, afinaba las guitarras. Pero la historia al final cambió", agrega, en vísperas de un acontecimiento nacional.

A medida que finalizan las abundantes celebraciones del siglo de Violeta Parra -que remata este 4 de octubre, día de su natalicio-, otro centenario comienza a erigirse. Mañana se cumplen los 99 años del nacimiento de Margot Loyola Palacios, la más importante investigadora y proyectora folclórica de la historia. Toda la estatura que Violeta Parra luce como creadora puede analogarse, según los estudiosos, a la de Margot Loyola como educadora de los folclores, los cantos, las danzas y el estudio de las fiestas populares.

"Al lugar donde vaya se refieren a ella como 'la maestra'. Ella no tuvo hijos, pero decía que sus hijos eran sus cientos de alumnos", recuerda Cádiz. Por eso el slogan del centenario será "La maestra de Chile". Las actividades oficiales se inician mañana en el Palacio de la Moneda, cuando la Presidenta Bachelet entregue el Premio en Cultura Tradicional Margot Loyola Palacios, que distingue trabajos de creación, investigación y formación en diversos ámbitos del folclor.

El musicólogo José Pérez de Arce aparece por partida doble, en las dos primeras categorías, con su grupo La Chimuchina y como nombre propio, mientras la familia de cantores a lo poeta de don Arnoldo Madariaga Encina, de tres generaciones, fue elegido en el tercer apartado.

El año de Margot Loyola se celebrará a lo largo de todo 2018 y se anuncia intenso, aunque de ninguna manera en las dimensiones de lo que fue el de Violeta Parra, su "comaire Viole" (fue madrina de su hija fallecida Rosita Clara Arce). "Estará más enfocado a lo académico, a la escuela que legó Margot Loyola a todo Chile. Las líneas de acción serán Margot profesora, Margot cantora y Margot investigadora", anticipa Juan Pablo López, director de la Academia Nacional de Cultura Tradicional Margot Loyola Palacios.

Cantos y cantores

El programa anuncia cursos y escuelas de cultura tradicional, con clases realizadas por especialistas de la propia academia que lleva el nombre de la maestra, apoyadas por el Consejo de la Cultura y universidades como la UC de Valparaíso, la de Concepción y la Arturo Prat de Iquique, donde tuvo vínculos.

No es casualidad que Osvaldo Cádiz rememore ahora los tempranos movimientos de Margot Loyola en el canto junto a su hermana Estela, un año menor. Hasta aquí la única opción de escuchar en un disco al dúo formado a fines de los años 30 era a través del histórico LP de RCA Victor de 1944 "Aires tradicionales y folklóricos de Chile", donde las hermanas compartían créditos con Derlinda Araya, Los Provincianos y Las Caracolito.

"De esa grabación obtuvimos canciones, pero también de una serie de discos de 78 que hemos ido encontrando en el persa Biobío. Todavía nos falta encontrar dos: 'El dolor del indio' y 'Triste minero'", dice Cádiz respecto del reciente disco "Hermanas Loyola", editado con motivo del centenario. Cuenta con 28 canciones, las más antiguas son del 41. Hay abundantes cuecas, que eran el ariete de los sellos grabadores: enyeguadas, tradicionales y recopiladas, además de tonadas y villancicos.

En paralelo, la SCD está presentando el segundo volumen del disco "Margot Loyola. Premio a la música de raíz", con las canciones de los diez compositores seleccionados por un jurado. "Se está produciendo una vuelta al trabajo con el folclor en los autores. Después del golpe militar ese folclor había quedado en manos de los conjuntos. Muchos solistas están recuperando esa práctica, con la simpleza de la canción: una voz solista, una guitarra o máximo dos", dice la historiadora Karen Donoso, integrante del jurado, frente a trabajos de gente como Marisol Valenzuela ("Cuidando tradiciones"), Miguel Molina y Mauricio Vega, es decir Los Dos Maulinos ("Cantando mi pena") o Carola López ("Una mujer como usté"), quien también fue destacada en el primer concurso con "La revoltosa".

Maquinaria de sonido: la guitarra traspuesta en nuevas manos

El Mercurio

Fabiola González, Andrea Andreu, Vasti Michel y Natalia Contesse protagonizan este viernes, en Matucana 100, una cumbre del instrumento madre del folclor y sus múltiples finares campesinos.
     
"La tradición dice que existen 40 afinaciones para la guitarra, y al que se las sabe todas se lo lleva el diablo. Pero aun así, el diablo sabe una más", cuenta Sergio Sauvalle Echavarría, guitarrista, guitarrero e investigador, uno de los primeros que se sumergió en el estudio de los finares campesinos, vale decir, en las distintas afinaciones que la guitarra adoptó de España y adaptó por cinco siglos en los campos chilenos.

Esas afinaciones no regulares definen lo que se ha conocido como "guitarra traspuesta", lo que Sauvalle Echavarría denominó en su momento "guitarra chilena", un concepto genérico que vino a sintetizar las observaciones realizadas, ya en los años 80, durante sus viajes a terreno y estudios de bibliografía histórica. En 1992 llevó ese material al libro "La guitarra chilena", que sorprendentemente aún no ha podido publicar.

"Estudié la guitarra desde Coquimbo a Chiloé, donde está la gran mayoría de los trasportes: 'por la orilla', 'por encima', 'por escala', 'segunda alta', 'temple del diablo'. Se trata de afinaciones no temperadas que se crearon en los ambientes criollos, para sostener ciertos repertorios, cuecas centrinas o tonadas del Biobío, además de la tesitura de las cantoras. El repertorio es el que define cada afinación", dice.

Una muestra de estos finares, recreados desde la tradición, pero también transformados por nuevos nombres, tendrá lugar este viernes en Matucana 100 (21:00 horas, $6.000), con el concierto presentado como la "Primera cumbre de guitarra traspuesta chilena". Allí se reunirán como expositoras las sureñas Fabiola González (en la foto) y Vasti Michel, y las capitalinas Andrea Andreu y Natalia Contesse, en un concierto a la rueda: se trata de cantos por turnos y muestras de canciones originales, que utilizan esa maquinaria de sonido que es la guitarra traspuesta.

Pajarera y palomita

"Hace unos diez años se produjo un quiebre en la historia de la guitarra campesina. Tiene que ver con la aparición de esta generación de cantautoras, que la llevamos hacia la guitarra urbana. Evidentemente existen muchos viejos maestros que tocan con finares campesinos, pero aquí estamos presentando una renovación del repertorio, la sonoridad y la poesía", dice Fabiola González. Habitualmente ella utiliza los finares "por trasporte" y "tercera alta", además de la "palomita", que creó junto a la cantora magallánica Naara Andariega.

"Algunas afinaciones son fuertes y vigentes, otras han ido desapareciendo. Nosotras tomamos las que existen y componemos nuevas canciones. Yo uso la 'tercera alta', 'por trasporte', 'variante de trasporte' o 'la cuyana'. Según el lugar geográfico van cambiando de nombre, pero una las reconoce", dice Andrea Andreu.

La semana pasada, ella defendió una tesis titulada "Visión comparativa de las afinaciones de la guitarra tradicional en Chile, Perú y Argentina". En su investigación encontró 85 afinaciones en Chile y nueve que se comparten entre los tres países. Pero Chile es el único lugar donde a esta guitarra se le llama "traspuesta".

Natalia Contesse suele tocar sus canciones con la afinación "pajarera", que se puede escuchar en sus tres discos, mientras que Vasti Michel es la cantautora que más finares propios ha creado. En su disco "Pensamiento i frecuencia" (2012), elaboró un cancionero donde se registra qué clase de guitarra traspuesta utilizó para cada canción.

Los más trabajadores del 18: La copada agenda de los artistas en Fiestas Patrias

El Mercurio

Algunos músicos realizan en estas fechas entre cuatro y siete presentaciones diarias.

Por Martín Cifuentes Fuentes

Max Vivar, vocalista de la banda de cumbia Villa Cariño, lo resume: "Es algo que desgasta, así que este es nuestro primer año con tan pocos shows. Alguna vez, durante cinco días, hicimos cuatro presentaciones por jornada y, al final, pasa la cuenta", dice el cantante, quien junto a su banda tendrá siete presentaciones a partir de hoy, hasta el próximo miércoles. Como ellos, no son pocas las agrupaciones y artistas que aprovechan la temporada de Fiestas Patrias para hacer un poco más de dinero, pero la tendencia de efectuar múltiples presentaciones en un día va a la baja.

"Lo que más importa es que la gente lo pase bien y, de repente, si haces cuatro shows al día, el primero no es igual al último. La voz, el estado físico, el cansancio y moverse de una ciudad a otra afectan", agrega Vivar, que dará hoy el vamos en la California Cantina, de Providencia, y cerrará su temporada dieciochera el 19, en la Fonda de Peñaflor.

La Moral Distraída, banda que mezcla distintos ritmos musicales y es liderada por los hermanos Camilo y Abel Zicavo, es otra de las agrupaciones con agenda copada. Entre mañana y el próximo viernes tienen ocho shows, y solo entre este sábado y domingo se realizarán cinco de ellos. "Nunca hemos hecho más de tres presentaciones diarias y ese es nuestro límite. Pero el cuerpo se fatiga", dice Camilo Zicavo, y luego agrega que probablemente hacer más shows sería más un daño que beneficio para la banda, "porque hay que seguir trabajando".

Algo distinto opina Leonardo Soto, percusionista de la Sonora de Tommy Rey. "Hubo veces en que, con presentaciones de una hora, llegamos a hacer hasta siete en una noche, pero ahora bajamos", dice, y a esto se le suma Patricio Zúñiga, conocido como Tommy Rey. "De repente uno se cansa. Y claro que presentación tras presentación lo sientes y pesa, pero le ves la carita a la gente y se te pasa", dice.
Una de las ventajas, agrega el músico, es que al ser Fiestas Patrias y presentarse con un repertorio más que reconocido, la gente "se motiva rápido". "Es desgastante, pero económicamente es muy bueno. Es importante el público, porque uno lo ve celebrar y se te olvida todo", comenta Zúñiga.

La Sonora comenzará mañana en el Teatro Caupolicán y seguirá sin parar en distintas fondas hasta el martes, pero con menos shows de los que hacían antes. "No es por voluntad nuestra, pero ahora se dio así. El año pasado hacíamos hasta 12 presentaciones en estos días".

Como ellos, Los Jaivas comienzan mañana en la primera noche de las fondas del Parque O'Higgins; el sábado siguen en Colina; el domingo pasan a la Fiesta de la Chilenidad de Parque Cerrillos, y el lunes cierran en Vallenar.

Diversos estilos

Quien también aprovechará los días, pero con menos presentaciones, es Joe Vasconcellos. El músico hará dos shows el sábado, en San Joaquín y Recoleta, respectivamente. El domingo irá a Peñaflor y el lunes a la medialuna de Colina. Los Tres comenzarán el 17 en la Yein Fonda; repetirán el 18, y el 19 se presentarán en la Pampilla de Coquimbo.

También están Chico Trujillo, que ayer se presentó en un club de la capital y este sábado en la fonda municipal de Antofagasta. El domingo actuarán en el Hipódromo Chile, en la Fonda Permanente.

Los Miserables tendrá dos presentaciones, el 17 y el 18, en Espacio San Diego y en la Permanente, respectivamente. Similar a ellos están los cumbieros Chorizo Salvaje, que parten mañana en el Caupolicán y el 18 darán dos shows, en Espacio San Diego y en Rancagua.

Pero esta temporada también le da espacio a la música más tradicional. "Para las bandas es distinto, puede ser más cansador, pero para una, como solista no, porque no son shows tan grandes", dice Ginette Acevedo, la voz de "La torcacita". Actualmente, la cantante participa en el espectáculo "Si vas para Chile" -hoy es su última función, en el Teatro Municipal de Las Condes-, el sábado estará en la Semana de la Chilenidad del Parque Padre Hurtado junto a Gloria Simonetti, y el 19 será la encargada de cerrar la Fiesta Chilena de Ñuñoa.

Cómo Américo llegó a cantar el himno de la visita del Papa

El Mercurio

El intérprete entregó su versión gratuitamente para su difusión, pero la comisión no puede vender un CD con esta y otras canciones para el evento.  

Pamela Gutiérrez y Raimundo Flores 

Artistas desconocidos y otros con trayectoria ofrecieron una veintena de canciones litúrgicas y de otros estilos. Al final, fue la propuesta del popular cantante Américo, "Mi paz les doy", la que fue aceptada por la Comisión Nacional Organizadora de la Visita del Papa Francisco.

"Desde el principio nos motivó, nos encantó. Refleja exactamente la alegría, la fiesta que debiera ser la venida. Es más que un himno tradicional, es una canción de fiesta, de amor y de paz, que es lo que queremos que el Papa traiga. 'Mi paz les doy' es el lema, y esta canción lo refleja perfecto", dice el director ejecutivo de la comisión, Javier Peralta.

Américo señala que le "nació la idea instantánea, de corazón, de poder hacer una canción como un regalo para la visita del Papa".

El artista, que compuso la canción junto a dos amigos, tomó contacto con la comisión a fines de junio. Un mes después, el ariqueño envió un demo, pero la comisión también recibió obras de otras 19 personas. Tras escuchar todas las interpretaciones, el 28 de agosto tomó la decisión final, la que fue comunicada al Comité Permanente de la Conferencia Episcopal y al mismo Américo.

Sobre por qué se escogió esta interpretación, de cuya propuesta original se realizaron algunas modificaciones, Peralta indica que este himno "tiene una versión acústica, que puede ser interpretada en guitarra y tiene la versatilidad para ser utilizada en una liturgia y en un templo".

Respecto de los derechos de autor, el director ejecutivo de la comisión asegura que "tanto Américo como el sello y las otras canciones que hemos recibido han estado de acuerdo en que podamos usarlas". Más tarde, precisó que "los derechos de autor pertenecen a Américo y al sello. Lo que entregan es el derecho de uso a la Iglesia (Conferencia Episcopal), sin fines de lucro. Por ejemplo, no podemos vender un CD, pero puede ser usada en ceremonias".

En el evento de la presentación estuvieron el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, y el presidente de la Conferencia Episcopal, Santiago Silva.

miércoles, septiembre 13, 2017

Lecquian- Una Verdad en Armonía

Comunicado de prensa

Francis Lecquian es un músico chileno que siempre ha estado unido a la música desde su lejana  ciudad Rancagua, así como en la realización de programas de TV regionales  dedicados al rock y la escena local. Actualmente por el destino se encuentra  radicado en Oslo, Noruega, desde donde sigue componiendo.

En el presente está en promoción de “Una verdad en armonía”, sencillo que profundiza en temáticas fraternales para la humanidad. Siendo  una de sus primeras canciones acústicas con la cual cambia su estilo de un  Hard Rock a una nueva corriente que denomina “Hard Folk", propuesta que  nos sigue presentando con su banda solista Lecquian.

Una banda que ha luchado por el rock, y la cual ha tenido una evolución musical abandonando el típico formato del rock standard,  adentrándose en un camino valiente y original.

Video oficial: Una verdad en armonía.

"Despacito" corona el ranking radial del primer semestre en Chile, pero baja en julio

El Mercurio

El tema interpretado por Luis Fonsi y Daddy Yankee fue el más escuchado, pero después fue superado por Chayanne. En tanto, Mon Laferte fue la chilena que más sonó en el dial local en ese período.  

Por Martín Cifuentes Fuentes 

Al ser un gran hit a nivel mundial, era de esperar que "Despacito", en las voces de Luis Fonsi y Daddy Yankee, figurara en el ranking de las canciones que más sonaron en las radios locales en el primer semestre. Lo cierto es que este tema, que rompió récords de reproducciones con su video en YouTube, con la canción en Spotify y de descargas, ocupa el primer lugar a nivel nacional, según cifras entregadas por la Sociedad Chilena de Derecho de Autor (SCD). Pero en julio Fonsi es desplazado por otros.

Este tema, según la medición realizada a través del sistema BMAT Vericast, que monitorea cerca de 400 radios en el país, registró 34.599 ejecuciones entre el 1 de enero y el 30 de junio pasados. A esta le sigue "Vente pa' cá", de Ricky Martin, con 24.032. Muy cerca está "Chantaje", de Shakira, con 21.162. Ambos cantantes en dueto con Maluma. Les sigue "Reggaeton lento (Bailemos)", de la banda juvenil CNCO, uno de los temas que más sonaron durante el verano, con 19.369. En el quinto lugar quedó "Vacaciones", del reggaetonero Wisin, con 18.108.

El sexto lugar lo tiene Carlos Vives junto a Shakira por "La bicicleta", con 17.717 reproducciones en radio. A esta le sigue "Desde esa noche", de Thalía junto a Maluma, con 17.587. Más abajo se ubican "Súbeme la radio", de Enrique Iglesias, con 16.584; "24K Magic", de Bruno Mars, con 14.204, y "La gozadera", de Gente de zona, con 12.658.

Sonido nacional

Distinta suerte corrió la música local. Considerando el Top 10 de ejecuciones, solo Mon Laferte, que marcó un hito en la música nacional reciente tras su paso por el Festival de Viña, entra al ranking general.

El ranking nacional lo encabezan dos canciones de Laferte: "Amárrame" (con Juanes) y "Tu falta de querer", con 18.113 y 12.497 ejecuciones, respectivamente. Le siguen "La besé", de Noche de brujas, con 9.762; "La duda", de Américo, con 8.818; y "Fue difícil", de la ex Rojo María José Quintanilla, con 7.115.

El sexto lugar nacional lo tienen Los Vásquez, con "Que más quisiera yo", que sonó 6.870 veces. Le sigue "Me gusta todo de ti", de Noche de brujas, con 5.936; "Juana María", también de Los Vásquez, con 5.913; "Amor completo", de Mon Laferte, con 5.794; y "20 veces", de Américo, con 5.776.

Según cifras de julio de 2016, se ejecutó un 0,75% menos de música local, pero a nivel general representa un alza con respecto a años anteriores. Vale recordar que, en abril de 2015, comenzó a regir la ley que exige el 20% de música chilena en las radios.

En julio último, la radio que ejecutó más música nacional, en porcentaje, fue la Radio Universidad de Santiago, con el 67,22%. Les siguieron Universidad de Talca Am, con 61.81%; Radio Picarona, de Panguipulli, con 60, 67%, y Antena Sur, de Paredones, con 57,50%.

Las cifras de la SCD señalan que respecto de las emisoras de los principales consorcios radiales, las con menos música nacional ese mes fueron Radio Carolina, con 9,72%, y Radio Futuro, con 10,24%. Mientras, la con más ejecuciones nacionales fue Radio Cooperativa, con 36,19%, seguida por Radio Corazón, con 36,04%.

Además, en julio, el artista que más sonó fue Chayanne, con 14.510 ejecuciones de tres de sus canciones. En este Top 10 entran Los Vásquez, Américo, Luis Miguel, Noche de Brujas y Mon Laferte.

Monsta X explica las razones del éxito que tiene el pop coreano en Sudamérica

El Mercurio

El grupo que se presentará mañana en Santiago habla del fenómeno en la región, la relación con sus seguidores chilenos y adelanta detalles del show que ofrecerá.  

Por MAGDALENA BORDALÍ 

Hace no más de medio año, Chile presenciaba un escenario nunca antes visto. Miles de tickets vendidos en minutos, gente acampando por días para tener mejores puestos y un Movistar Arena repleto dos días seguidos demostraban cómo el fenómeno del pop coreano, conocido como k-pop, había arrasado en la capital.

Desde esa experiencia, la cantidad de grupos que decidieron presentarse en el país ha aumentado, y hasta se ha expandido a regiones, dando cuenta de que el furor por las coreografías, canciones pegajosas y espectáculos rimbombantes provenientes desde el otro lado del mundo llegó para quedarse.

Mañana, Monsta X presentará su show en el Movistar Arena. El grupo, uno de los más populares de la industria, también representa otra dinámica conocida en el mundo del entretenimiento surcoreano. Se formaron luego de ganar un concurso de talentos. Una suerte de reality que juntó a los mejores bailarines y cantantes para lanzar un proyecto que tuviese fama mundial.

Una fama que se consiguió, y por eso Monsta X visitará por primera vez Sudamérica. Anoche se presentó en el Luna Park de Buenos Aires, y mañana lo hará en Santiago. "Estamos agradecidos por todo el amor que nos han dado desde tan lejos. Sentimos que tenemos que trabajar mucho más duro en respuesta", afirma la banda de siete integrantes desde Seúl.

Ellos también tienen una idea de por qué su industria se ha transformado en un fenómeno. "Pensamos que nuestros fans sudamericanos aman nuestro estilo de música único y nuestras presentaciones energéticas", explica el líder del grupo Son Hyun Woo. La fórmula de un concierto que mezcla pasarelas, serpentinas, fuegos artificiales, rap, baile y cantos es la que prometen en esta visita.

"Preparamos varias performances para este tour que no hemos mostrado. Esperamos con eso construir una relación aún más fuerte con Sudamérica. Lo vemos como una ocasión de traspasar esa energía de una forma mucho más cercana", dicen.

Sobre el futuro del pop coreano, se sienten optimistas. "Estamos seguros de que los seguidores continuarán amando el k-pop y este continuará creciendo. Esperamos que amen nuestra música incluso en diez años o más, convertirnos en un grupo que otros quieran imitar", comentan. Y al igual que otros grupos que se han presentado en el país, Monsta X pretende volver por un público mayor: "Esperamos próximamente visitar más países de Sudamérica", agregan.

 Futuro auspicioso

Monsta X está optimista respecto del futuro del pop coreano y cree que el fenómeno seguirá creciendo a nivel mundial.

La apuesta espiritual de Víctor Alarcón

El Mercurio

Hoy, en el Centro de Extensión UC.
Obras conmovedoras como "Paz en la Tierra", de Schoenberg, y "Tenebrae Factae Sunt", de Carlos Zamora, abordará Concerto Vocale.  

Por Romina de la Sotta Donoso 

El Ensamble Vocal e Instrumental Concerto Vocale, que dirige Víctor Alarcón, se exhibirá en gran formato esta tarde, en el Centro de Extensión UC (Alameda 390). A las 19:00 horas, 32 cantantes y similar número de instrumentistas ofrecerán el concierto "Paz en la Tierra".

La obra homónima de Arnold Schoenberg será la pieza central del programa. Aunque la primera versión, a cappella , fue de 1907, el propio compositor la orquestó en 1911, y esa versión es la que presentarán Víctor Alarcón, profesor del Instituto de Música UC, y su coro y ensamble.

"Es una de las grandes obras corales del siglo XX, y fue exitosa desde el inicio, a pesar de su complejidad. Es el mismo Schoenberg de los 'Gurre Lieder', posromántico, de una paleta de colores muy amplia y un poquito a la Mahler, justo antes de romper con la tonalidad", explica. La pieza se basa en un poema del romántico suizo Conrad Ferdinand Meyer. "Él anticipó la catástrofe de la Primera Guerra", aclara.

Y revela que estrenarán una obra que le comisionó al músico venezolano residente en Chile David Núñez: "Tristes Guerras", y que se inspira en el poema homónimo del español Miguel Hernández.

Además de esas dos piezas que, según el director, reflejan "el espíritu del hombre oponiéndose a la violencia", interpretarán también tres composiciones sacras. Dos de ellas fueron escritas hace 30 años y son muy famosas: el "Agnus Dei", de Krzysztof Penderecki, y el "Te Deum" de Arvo Pärt.

La tercera es una de las obras más bellas de Carlos Zamora: "Tenebrae Factae Sunt" (1999).
En esta pieza a cappella el compositor chileno incluye una cita textual del motete homónimo de Tomás Luis de Victoria -compuesto hace 430 años- y que describe el momento en que Cristo le pregunta a Dios por qué lo ha abandonado. Asimismo, le superpone textos en parlato . Un poema de Gabriela Mistral, específicamente. "Mistral es notable, pues cambia el tema del 'Tenebrae Factae Sunt', y le pregunta a Dios, con la voz de toda la humanidad ¿Por qué lo has abandonado?", detalla Alarcón. "Esta es una de las obras mejor logradas que se han escrito para coro en nuestro país; un clásico de la música coral chilena", cierra el director.

martes, septiembre 12, 2017

La cumbia con sello chileno se impone en Fiestas Patrias

El Mercurio

Esta época reabre el debate sobre el origen de la música que suena en las fondas. Los hechos confirman que los ritmos centroamericanos se han adaptado localmente para ser los más populares.  

Por Raimundo Flores 

Un largo camino ha recorrido la cumbia para convertirse en un indispensable de las fiestas dieciocheras. Fue en los 60 cuando un hasta entonces desconocido ritmo tropical comenzó a filtrarse en la sociedad chilena. Los primeros artistas que la introdujeron venían desde afuera. La cantante colombiana Amparito Jiménez y el venezolano Luisín Landáez llegaron separadamente a Chile dando a conocer los ritmos que predominaban en sus tierras.

Paralelamente, en Argentina comenzaban a brillar Los Cinco del Ritmo y Los Wawancó, banda con integrantes de Costa Rica, Perú, Colombia y Chile. En 1965 un grupo chileno, La Sonora Palacios, que en ese entonces tocaba boleros, realizó una gira por el país trasandino, donde conocieron a estas agrupaciones y decidieron tocar en Chile lo que habían oído en su gira. "En ese tiempo las sonoras tocaban chachachá o guarachas, pero no cumbia. Cuando la Palacios pegó, empezaron a salir un montón de sonoras, fuimos los primeros en empezar a meter ese ritmo en Chile", recuerda Tommy Rey, en ese tiempo vocalista de la banda.

El éxito y la popularidad de los ritmos tropicales siguió sin grandes cambios hasta fines de la década de los 90, cuando un grupo de artistas llevaron la cumbia a un nuevo sitio. Joe Vasconcellos incluyó en su disco "Toque" (1995) la canción "Las seis", un homenaje a las antiguas orquestas tropicales y que llevó la cumbia a un público más rockero. Una transformación que, según el mismo Vasconcellos, se completó con la aparición otro popular grupo en 2001: "Yo le adjudico a Chico Trujillo la cumbia con pinta de rockero. Ese fenómeno abarcó a un público gigantesco que estaba huérfano de algo".

De ahí en más, la música tropical chilena comenzó a revestirse de nuevos seguidores y sonidos que han generado una identidad propia. Este fenómeno se refleja más que nunca en la actualidad del género en Chile, donde una nueva generación de artistas ha cosechado éxitos sin temor a la fusión de estilos. "Cómo se toca la cumbia acá, las cosas que se hablan, cómo se metió la guitarra eléctrica e incluso cómo hacemos reggaetón dista mucho de lo que se hace en Centroamérica", dice Camilo Zicavo, uno de los vocalistas de La Moral Distraída, que mezcla ritmos tropicales con sonidos urbanos.

En el caso de Villa Cariño, su último disco "Despertar" experimenta con otros géneros latinoamericanos como el dembow y el huayno, aunque sin dejar su esencia chilena. "El hecho de que se haga aquí en Chile ya la hace distinta; sin embargo, en nuestro caso nosotros tratamos de captar los colores de toda la América latina" explica Max Vivar, vocalista del grupo.

En las fondas

Más allá del eterno debate sobre la predominancia de los ritmos tropicales durante las festividades dieciocheras sobre la cueca, los hechos indican que su popularidad está lejos de reducirse. "La cumbia es más popular y vende más en la discotheque , entonces tiene mucha más cabida. Esto amplía nuestro espectro musical como chilenos y enriquece nuestra identidad", afirma Sebastián Rojas, conocido como Don Cupón, vocalista del grupo Sondelvalle.

Además de la razón económica, el triunfo está dado por un hecho más simple: lo fácil que es bailarla. "Es difícil bailar cueca y, cuando toca un grupo folclórico, la gente a la media hora tiene ganas de bailar música más conocida. La cumbia nunca va a reemplazar a la cueca, pero llega a todos lados", dice Tommy Rey. Camilo Zicavo agrega: "El chileno busca ritmos que sean propositivos para el cuerpo y para el baile, y en la música del trópico se encuentra un lugar muy abordable y muy fácil de bailar".

El musicólogo y director del Instituto de Música de la Universidad Alberto Hurtado Juan Pablo González considera también que en el gusto por la cumbia se esconde una aspiración del chileno: "Hay una cierta sobreactuación, de sentir que tenemos sabor y que formamos parte de un mundo tropical que nos fue ajeno, que tratamos de integrar como podamos porque sabemos que de ahí viene todo lo bueno en el ámbito de la festividad".

Hasta $5 mil pagarán los chilenos en el extranjero por una empanada este Dieciocho

El Mercurio

Por Constanza Capdevila 

En grande serán las celebraciones del cumpleaños de Chile para quienes viven fuera del territorio nacional. Festejos y reuniones en los más recónditos lugares del mundo ya tienen fecha y lugar definido. La reina indiscutida de la temporada, la empanada, se encuentra disponible en casi todo el planeta. Por decimotercer año consecutivo, "El Mercurio" elaboró el "Índice de la empanada", que mide el valor de esta preparación en distintos países (ver infografía).

Recordando a Violeta Parra y bajo techo festejarán la independencia de Chile en Polonia. El cónsul en Varsovia, Javier Foxon, comenta que por el lluvioso verano polaco no podrán hacer una segunda versión de "La Gin Doble", fonda que el año pasado tuvo gran éxito.

"Lo que haremos será una celebración en el Palacio de la Cultura y la Ciencia de Varsovia, el mismo lugar donde en 1955 tocó Violeta Parra en su primera presentación fuera de Chile. Vamos a celebrar el centenario de la Violeta con vino y empanadas", destaca la autoridad.

En Yakarta, Indonesia, la comunidad chilena se reunirá el 23 de septiembre en una fiesta ofrecida por el embajador Gonzalo Mendoza, en la residencia oficial, detalla el cónsul Sebastián Aguilera.

"Tenemos 45 invitados confirmados, lo que es bastante, considerando que el total de chilenos residentes en Indonesia no supera los 100 y están repartidos en un país de casi tres mil kilómetros de largo", especifica. "Tenemos compatriotas que viajan exclusivamente a la fiesta desde las islas de Bali, Sumatra y el sur de Java", dice.

A juicio de la cónsul de Chile en Nairobi, Solange Dufourcq, es prácticamente imposible encontrar una empanada en Kenia. "La comunidad chilena que tenemos es pequeña y no existe ningún lugar que ofrezca comida chilena, todavía", clarifica, pero destaca que la cocinera de la residencia de la embajada prepara unas empanadas deliciosas que gozan de gran prestigio entre la comunidad chilena.
En Wellington, Nueva Zelandia, son nuevamente el local "Puro Chile" y sus dueños, Rodrigo Cartagena y Luis Guerrero, quienes organizan la fonda para la comunidad chilena. Este año se realizará el sábado 16 de septiembre a partir de las cinco de la tarde, según informa Natalia Lagos desde el consulado.

Con clases de cocina se preparan enAmman

Al teléfono, el cónsul en Dublín, Renato Gómez, comenta los festejos que habrá en la capital irlandesa. La fiesta nacional busca promocionar a Chile con más de 300 invitados y será el próximo 18 de septiembre a las seis de la tarde, en el "Little Museum" de Dublín. "Viven unos 400 chilenos, principalmente estudiantes universitarios. La relación entre ambas naciones siempre ha sido muy profunda. No olvidemos que el padre de Bernardo O'Higgins era irlandés y hoy el vino favorito de los locales es chileno, un dato no menor", destaca Gómez.

Desde la sede diplomática en Amman, Jordania, el cónsul Sebastián Canales explica que hace una semana se reunieron en la residencia del embajador, Eduardo Escobar, para coordinar los festejos y para recibir una clase magistral de confección de empanadas de pino, a cargo del chileno residente en la ciudad Guillermo Yáñez, quien es considerado un experto en la materia.

En Finlandia, indica el cónsul Alejandro Guzmán, es Julia Canio quien hace las empanadas cada dieciocho y ofrece platos típicos todo el año. "Una chilena comprometida, a tal punto que fue la presidenta de la mesa electoral el 2 de julio en las elecciones primarias. Ese día llegó con una bandeja de sopaipillas para todos", recuerda Guzmán.

Natalino aterriza con su repertorio más romántico en Las Condes

El Mercurio

La banda local realizará tres conciertos desde el 29 de septiembre y tendrá como invitadas a Consuelo Schuster y María Colores.

Eduardo Miranda

Recién hace dos semanas el grupo Natalino presentó su última canción, acompañada de un nuevo videoclip: "Un quiero y nada más", es el nombre de la nueva apuesta romántica del trío local, que ya se prepara para un nuevo encuentro con sus seguidores. Entre los días 29 de septiembre y 1 de octubre, el trío conformado por Cristián Natalino (voz), Hugo Manzi (compositor, guitarra) y Eduardo Manzi (bajo) realizarán tres conciertos en el Teatro Municipal de Las Condes.
"No solo permitirá disfrutar de lo mejor de nuestro repertorio romántico, sino que además será una instancia para homenajear a las mujeres a través de la música y de algunas gratas sorpresas", dice Natalino. Efectivamente, el grupo no subirá solo al escenario, porque durante el show tendrán algunas invitadas, entre ellas las cantantes Consuelo Schuster y María Colores.

El show, que está programado para dos horas de duración, tendrá el repertorio más romántico de la banda que lleva cinco discos publicados. El acento estará puesto, eso sí, en su nueva producción "Trece confesiones".

El viernes 29 y el sábado 30 de septiembre, los conciertos se realizarán a las 21 horas. El domingo 1 de octubre será a las 19 horas. Las entradas están a la venta en la boletería del teatro y los precios van desde los $14 mil a los $27 mil. Los socios del Club de Lectores de "El Mercurio" tienen un 25% de descuento.

María Callas en vivo: el homenaje que faltaba

El Mercurio

La discografía oficial, pilar de su reconocimiento mundial en la década de 1950, sigue fluyendo. Todas sus grabaciones en estudio y autorizadas por ella fueron reunidas en 2007. La sorpresa para este nuevo aniversario es lo que ha anunciado Warner Classics que lanzará al mercado mundial este 15 de septiembre: una caja de 42 discos, "Maria Callas Live", con sus grabaciones en vivo 1949-1964.  

Francisco José Folch 

Al enterarse este 16 de septiembre 40 años del fallecimiento de Callas, ¿qué de nuevo decir sobre ella? Ya es inabarcable lo que se ha escrito y se sigue escribiendo y presentando en todos los medios. Una sola captación del aria "Casta Diva" -por paradoja, acompañada por un coro errático, en un recital en la Ópera de París, en 1958- registraba 321 mil visualizaciones a fines de agosto pasado. Una simple búsqueda en YouTube arroja 1,7 millones de resultados; en Google, 16,4 millones. Cifras asombrosas para una cantante de ópera, arte que a menudo se (des)califica como solo para élites.

En las plataformas digitales, registros incontables. Probablemente, uno de los sitios más interesantes sea el de "Maria Callas International Archive". Su abundante material no está siempre bien identificado en cuanto a lugar, fecha y demás datos de ficha técnica, pero eso importa poco frente a los fragmentos a menudo pasmosos que allí pueden encontrarse, inflamados por el fuego de la escena y de un público delirante, que a veces no quiere dejar continuar la obra (caso de la lección de canto de Rosina en "El barbero de Sevilla", por ejemplo). Muy valioso, igualmente, lo que puede hallarse en "mariacallasmuseum.org.".

Libros en torno a ella no cesan de aparecer -Amazon ofrece actualmente más de 20 biografías-, que con variada calidad (o seriedad) la enfocan desde todos los ángulos. Entre muchos autores de disímil peso, una aproximación ("Maria Callas: La mujer detrás de la leyenda", 1980 y 2002, Cooper Square Press) escrita por Arianna Huffington antes de alcanzar su ulterior fama. Entre los más curiosos, "La Divina en la cocina" o "Las recetas predilectas de La Divina", de Bruno Tosi, un especialista en la diva, disponible en alemán (Basserman, 2007 y 2014), se nos dice que con material hallado en un baúl, con anotaciones por ella y por su mayordomo, en edición ¡que incluye un CD con 17 arias cantadas por ella! (cabe presumir que elegidas para audición durante el proceso culinario). Muy reciente (2017) es "Maria by Callas" (Assouline), del cineasta Tom Volf, que afirma haber recorrido el planeta para entrevistar a los más cercanos amigos y colegas de la soprano, quienes abrieron sus colecciones para aportar a esta obra cintas y fotografías desconocidas, no pocas de las cuales provendrían de los propios álbumes de María. Interesante es el testimonio del recientemente fallecido director francés Georges Prêtre, predilecto de la cantante, quien por primera vez en 40 años accedió a colaborar en una obra sobre ella.

El cine periódicamente anuncia algún filme sobre la tormentosa vida de "La Callas", con su encarnación por tal o cual estrella de la pantalla -Irene Papas y Meryl Streep, entre otras-, pero las concreciones son pocas y no inolvidables. Tal vez la más difundida sea "Callas Forever" (2002), con Fanny Ardant como María, que tiene el interés de que su director, Franco Zeffirelli, dirigió en escena a la cantante, pero no pasa de ser "una fantasía histórica a manera de biopic" sobre sus últimos días. Más sugerente es la alusión no explícita, pero inequívoca, bajo el nombre de "Edmea Tetua", que inspira "E la nave va", de Fellini (1983). Y está, por cierto, la peculiar "Medea" de Pasolini (1969), protagonizada por una Callas ya en retiro vocal.

Los documentales sobre la cantante siguen siendo más valiosos, y entre ellos destacan "Maria Callas La Divina: Un retrato", por Tony Palmer (1987) y "Callas Assoluta", de Philippe Kohly (2007), cuyo texto de presentación se encomendó acertadamente a Jürgen Kesting, autor de una interesantísima biografía-ensayo (1990) de germánica acucia (más de 400 páginas), traducida del alemán al inglés, ruso y japonés, pero lamentablemente no al castellano.

Las filmaciones de La Divina en el escenario son desgraciadamente pocas y fragmentarias, por las limitaciones tecnológicas de la época. La más conocida es el segundo acto de "Tosca", en versiones de la Ópera de París (1958) y del Covent Garden (1964), en ambos casos con el Scarpia de Tito Gobbi, acompañante dramáticamente ideal de la gran actriz trágica que ella fue.

La discografía oficial, pilar de su reconocimiento mundial en la década de 1950, sigue fluyendo. Todas sus grabaciones en estudio y autorizadas por ella fueron reunidas en 2007 y ofrecidas al público por el sello EMI en una caja de 70 discos compactos. Debieron las ventas ser satisfactorias, pues en 2014 fueron ellas remasterizadas por Warner Classics con la última tecnología, en otro elegante cofre de 70 CD (26 óperas completas y 13 recitales como solista, acompañados por un interesante libro explicativo). Todo sugiere que no habría sino escaso material inédito en este ámbito, y que esta edición puede estimarse canónica.

En cambio, sus registros sonoros en vivo, logrados de un modo u otro por sus admiradores o los teatros en que se presentó, con sonido de muy disímil y a veces paupérrima calidad, podían hasta ahora encontrarse en una multiplicidad de sellos de variada envergadura, pero eran más bien indispensables para adoradores, capaces de ignorar los problemas acústicos para capturar un eco de lo que ella fue en sus años de máximo esplendor vocal, no necesariamente coincidentes con los de la discografía oficial. Entre decenas de otras ediciones, "La prima Callas" (G.O.P. 1995), permite, por ejemplo, comparar parcialmente su "Turandot" en el Colón, en 1949, con la versión de estudio (1957), y asombrarse ante su "Aria y variaciones", de Proch, un milagro vocal. Invaluable, pero el sueño de los callasianos era que algún día se reuniera todo lo encontrable de esas captaciones y, en lo posible, se les aplicara una remasterización equiparable a la de 2014.

El lanzamiento de este viernes

Y, feliz sorpresa, precisamente eso es lo que ha anunciado Warner Classics que lanzará al mercado mundial este 15 de septiembre: una caja de 42 discos, "Maria Callas Live", con sus grabaciones en vivo 1949-1964 sometidas a la máxima recuperación posible con la tecnología actual. Contiene 20 óperas completas (12 de ellas nunca grabadas en estudio) y, ahora en Blu-ray, cinco muy difundidos recitales filmados (Covent Garden, 1962 y 1964; Hamburgo, 1959 y 1962; París; 1958. Está todo cuanto ya se conocía en versiones de aleatoria calidad, pero testimoniales del fenómeno mítico: su "Nabucco" de 1949, en el San Carlo de Nápoles; su "Parsifal" de Roma, ese mismo año; "Vísperas sicilianas" en Florencia, 1951; su legendaria "Aída" de México (1951), con el Mi bemol sobreagudo interpolado en al acto triunfal, que enloqueció al público (y enfureció al tenor); su "Armida" de Rossini en Florencia, 1952 (de la que se ha dicho que es una lección suprema de bel canto); su Gilda en México, 1952; "Norma" en el Covent Garden, 1952; Lady Macbeth en La Scala, del mismo año; la "Medea" dirigida por Bernstein en 1953, superior a todas sus demás captaciones; de 1954, su "Alceste" y "La vestale" en La Scala; en este mismo teatro, en 1955, "Andrea Chénier" y "La sonnambula, esta última también con Bernstein); en Berlín, 1955, su mejor "Lucia", según muchos adoradores, con Karajan; en 1957, "Anna Bolena" e "Ifigenia en Tauride", también en La Scala, en 1957; del año siguiente, "La Traviata" en Lisboa, y de 1959 "Il pirata". De su época posterior, "Poliuto", en que al retornar a La Scala (1960) en la noche inaugural de la temporada, la sagrada "Sant'Ambrogio" del 7 de diciembre, la representación es detenida por una larga ovación del público cuando ella entra a escena y antes de haber cantado una sola nota; en fin, una tardía "Tosca" de 1964, en el Covent Garden, que no supera la versión en estudio de 1953 -calificada por virtualmente la unanimidad de la crítica como "la mejor grabación operática de todos los tiempos"-, pero ratifica su fuerza dramática, preservada e incluso ahondada en el ocaso vocal. El sello sostiene haber usado el mejor material original disponible, incluyendo cintas descubiertas por el ya citado Tom Volf en los archivos de un coleccionista italiano, Oscar Costellacci.

La acompañan célebres batutas en ópera de su época -Gui, Serafin, Erich Kleiber, de Fabritiis, de Sabata, Bernstein, Giulini, Karajan, entre otros-. Se añade a esto el impacto interpretativo multiplicado por la dirección teatral de algunos de los más grandes -como el genial Luchino Visconti en "Vestale", "Sonnambula", "Bolena" e "Ifigenia"; Margherita Wallmann, Herbert Graf, Zeffirelli-. Y, por cierto, el Parnaso de las voces de entonces -con Christoff, Gobbi, del Monaco, di Stefano, Corelli, entre muchas otras.

¿Cuánto más registrado en vivo no está incluido en esta recopilación? Es difícil precisarlo. Circulan otras versiones de títulos recogidos en esta compilación, o que no lo fueron. A modo de ejemplo, "Norma", "Aída", "Tosca" y "El trovador", en México 1950, y este último en Nápoles 1951; sendas "Traviata" y "Tosca" en México, ese mismo año, y "Los puritanos", "Traviata", "Lucia" y "Tosca", en 1952; y existen numerosas otras versiones en teatros europeos. Comprensiblemente, no era viable agotar todo eso en esta edición. ¿Vendrá un complemento en el 45º o 50º aniversario de su muerte, o en el centenario de su nacimiento, en 2023? Ojalá.

También sigue abierto el interrogante de si alguna vez aparecerán registros de interpretaciones de las que parecen no quedar sino vestigios fotográficos, cuando más. Así, entre otras, sus "Walkiria", Isolda y Leonora en "Fuerza del destino" en Venecia y Trieste, en 1948-49; en La Scala, su "Rapto del serrallo" (1952), Elisabetta de "Don Carlo" (1954); ese mismo año, Margarita" de "Mefistofele" en Verona, y en 1956 su "Butterfly" con Karajan, y "Fedora".

En todo caso, lo aquí reunido contiene mucho de lo más alto de su arte. Es un tesoro para el culto de Callas y probablemente un descubrimiento para las nuevas generaciones. Entre tantos homenajes durante 40 años, este es, tal vez, el más importante que faltaba.

Rubén Blades: "La actuación es un riesgo que me hace crecer como artista"

El Mercurio

En exclusiva para "El Mercurio", el panameño habla sobre su despedida de la salsa y de su participación en "Fear the walking dead", que esta noche regresa a la señal de cable AMC.  

FERNANDO ZAVALA 
Enviado especial 

MADRID "Uno se empieza a dar cuenta de que tiene más pasado que futuro", dice Rubén Blades (69), sentado en uno de los salones de un exclusivo hotel de la capital española. El panameño está en el país para dar una serie de conciertos con los que ha decidido despedirse de la salsa. Al respecto, explica: "Musicalmente, este no es el final de mi vida artística. Ahora estoy en Madrid y ya no volveré acá a tocar con una orquesta de salsa, eso ya se acabó. Pero podría regresar con un grupo brasileño o con uno costarricense a cantar boleros. Todos estos años se los he dedicado exclusivamente a la salsa y hay otras cosas que quiero hacer. También quiero escribir, quizás producir documentales, pintar. El problema con las giras de salsa es que te encasillas, y no lo digo en forma despectiva. Estos conciertos me llenan de felicidad y ahora espero continuar esa felicidad con otro repertorio. En salsa, todo lo que podía hacer ya lo hice".

Blades aprovecha esta visita para hablar de su otra pasión, una que también lo ha mantenido ocupado gran parte de las cuatro décadas que ha dedicado a la música: la actuación. Por estos días integra el elenco de la serie de TV "Fear the walking dead", cuya tercera temporada regresa con nuevos episodios esta noche a las 22:00 horas por la señal de cable AMC.

"En la música tengo un control completo, porque yo escribo la canción, controlo el arreglo, escojo con quien voy a trabajar, cuándo y dónde", señala. "Y en esta serie soy un miembro más de un equipo y tengo que adaptarme, salgo de mi posición de comodidad. La actuación es un riesgo que me hace crecer como artista, que me obliga a ser parte de una idea ajena y eso me parece muy saludable, especialmente cuando has llegado a un nivel de satisfacción como el mío, en el que podrías atrofiarte. Como artista siempre debes estar en movimiento, el proceso de educación no termina jamás".

En "Fear the walking dead", Blades interpreta a Daniel Salazar, un salvadoreño que antes de casarse, tener una hija y convertirse en barbero, integraba un escuadrón de la muerte en su país llamado Sombra Negra. El apocalipsis zombi lo sorprende en su nueva vida y lo obliga a escapar de su hogar y despertar fantasmas y prácticas del pasado para intentar sobrevivir y proteger a los suyos.

"Siempre digo que este es el segundo apocalipsis que vive Salazar", dice. "Él vivió experiencias muy duras y luego trató de adaptarse a una nueva situación. Y ahora, todo lo que quería dejar atrás y consideraba aberrante es lo que sostiene su sobrevivencia y la de su familia. Se siente mal, porque no pudo defender a su esposa, ni siquiera pudo enterrarla; y ahora está alejado de su hija y debe encontrarla y sobrevivir a como dé lugar", agrega.

"Fear the walking dead" es la segunda serie de televisión de Blades y la primera exitosa (su anterior experiencia, "Gideon's crossing", de 2000, fue cancelada luego de una temporada). Él cuenta: "La verdad es que no estaba buscando una nueva serie, porque significan compromisos largos, de seis o siete meses. Pero cuando los creadores me explicaron el personaje, me interesó mucho la oportunidad. Creo que aún hay muy pocos latinos representados en televisión, en especial de la complejidad de Salazar. Es una gran contribución".

Lady Gaga anuncia pausa en su carrera para sanar

El Mercurio

Durante una conferencia en el Festival de Cine de Toronto, donde se proyectaba el estreno mundial del documental "Gaga: Five foot two", la cantante norteamericana anunció que suspenderá por tiempo indefinido su carrera, después de terminar su gira mundial "Joanne" en diciembre. "Quiero hacer una pausa, no sé por cuánto tiempo. Estoy deseando reflexionar, detenerme por un rato y sanar", dijo la artista. Sin embargo, aclaró que durante este tiempo seguirá creando y que tiene algunas sorpresas "bajo la manga".

Ringo Starr lanza su nuevo álbum este viernes

El Mercurio

El ex baterista de Los Beatles estrenará su disco de estudio número 19, "Give me more love", el próximo 15 de septiembre. El trabajo incluye dos colaboraciones con su ex compañero de banda Paul McCartney (ambos en la foto): las canciones "We're on the road again" y la balada "Show me the way". El tercer single del álbum, "Standing still", debutó en radios y streaming el viernes pasado. El músico de 77 años hará una gira para promocionar este trabajo en octubre, pese a que el año pasado había decidido tomarse un receso.

sábado, septiembre 09, 2017

Libro destaca a artistas esenciales de la música chilena

El Mercurio

El texto incluye a 32 músicos de la escena nacional que han sido distinguidos con el grado de Figura Fundamental, que entrega todos los años la Sociedad Chilena del Derecho de Autor.

Por Martín Cifuentes

El proyecto comenzó tiempo atrás, pero tomó fuerza este año. "Esto es para poner en el tapete y dejar en la memoria colectiva nombres de la cultura y música popular, porque somos un país de memoria muy frágil", sentencia Mario Rojas, presidente del comité de publicaciones de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD), sobre el texto "Fundamentales de la música chilena", que el gremio de músicos acaba de lanzar y que ya se encuentra en librerías.

El texto incluye a 32 artistas que han sido distinguidos como Figura Fundamental de la Música Chilena. "El objetivo es sacar un libro de cada una de las personas que tengan ese grado", afirma Rojas.

El reconocimiento lo otorga la SCD todos los años y, debido a sus tres décadas, se decidió publicar un libro que incluya pequeñas biografías y datos curiosos de cada uno. A pesar de ser treinta años, son 32 los músicos que poseen el título: en 1992 se reconoció a la cantante Ester Soré y a Donato Román Heitman, creador de "Mi banderita chilena"; mientras que en 2008 se le entregó el título a Los Huasos Quincheros junto a la voz de "Si vas para Chile", Silvia Infantas. En el caso de Isabel y Ángel Parra y de Sonia y Myriam se les dio en conjunto. "El grado se les otorga a ciertos socios que han destacado por su obra, trayectoria o aporte a la música chilena desde diferentes disciplinas. Nominamos a uno por año, así que, obviamente, quedan muchos. En este libro deberían estar Violeta Parra o Víctor Jara, pero aún no entregamos una distinción póstuma. Estamos ad portas de hacerlo, precisamente por esos dos que nos están quedando afuera", adelanta Rojas.

Forman parte del texto los compositores José Goles, primer presidente de la SCD; Luis Aguirre Pinto, Francisco Flores del Campo, Luis Advis, Vicente Bianchi, que el año pasado recibió el Premio Nacional de Artes Musicales; Willy Bascuñán, Donato Román Heitman, Patricio Manns, Tito Fernández, Fernando García y Gastón Guzmán.

También los cantantes Lucho Gatica, Cecilia, Buddy Richard, Palmenia Pizarro, Antonio Prieto, Sonia y Myriam, Ester Soré, Silvia Infantas e Isabel y Ángel Parra.

Además, el director Fernando Rosas, el pianista Valentín Trujillo, el jazzista Roberto Lecaros y los folcloristas Margot Loyola, Gabriela Pizarro, Nano Núñez, Calatambo Albarracín y el Dúo Rey Silva. Y los grupos Los Huasos Quincheros, Los Jaivas, Los Ángeles Negros y Quilapayún.

"Tienen temas clásicos de la cultura local, pero lo que pasa es que la gente no identifica a los autores, a los músicos y somos dejados a olvidar. Nominando a una persona cada año, no vamos a poder cubrir a todos los personajes importantes", sostiene Rojas.

Entregar el reconocimiento, afirma, puede tener relación con la edad. "José Alfredo Fuentes (69) no lo tiene y aún no cumple los 70 y, por ejemplo, ya lo poseen Willy Bascuñán (77), Eduardo Carrasco (77) de Quilapayún, Palmenia Pizarro (76) o Silvia Infantas (94)", afirma Rojas. Según precisa, una de las excepciones ha sido Buddy Richard (73), que recibió el reconocimiento hace diez años. "Eso fue solo en virtud de su obra", afirma.

Próximos lanzamientos

Entre los artistas que ya poseen su libro, bajo la línea de Figura Fundamental, están Los Huasos Quincheros, Palmenia Pizarro, Tito Fernández, Margot Loyola y Nano Núñez.

A estos se sumarán el próximo mes textos sobre Silvia Infantas, escrito por David Ponce; Patricio Manns, autor de "El cautivo de Til Til" y "Llegó volando", a cargo del músico Horacio Salinas y que lanzarán en la Feria del Libro de Santiago de octubre y sobre Roberto Lecaros, protagonista de las últimas seis décadas del jazz local, realizado por el musicólogo Álvaro Menanteau y que presentarán en la Feria Pulsar, en noviembre. También se preparan sobre Willy Bascuñán, Gastón Guzmán, de Quelentaro, y del compositor Fernando García.

jueves, septiembre 07, 2017

Semanas de Frutillar celebran su quincuagésimo aniversario

El Mercurio

Serán 47 conciertos en 15 días, 20 de ellos gratuitos.
Apuestan por cinco orquestas, las batutas de Maximiano Valdés y Leonid Grin, tesoros del repertorio y favoritos como "Carmina Burana".  

Romina de la Sotta Donoso 

La próxima edición de las Semanas Musicales de Frutillar, que celebran sus 50 años, contará con la inédita presencia de cinco orquestas chilenas, que estarán a cargo de nueve de los diez conciertos vespertinos en el Teatro del Lago, y de batutas con fama internacional.

La Orquesta Usach y la Orquesta de Cámara de Chile debutarán en el festival. La primera, dirigida por Nicolas Rauss, articulará a Haydn, Schumann y Wagner. La segunda, con la conducción de Alejandra Urrutia, contrapondrá a Bach, Beethoven y Miguel Farías. También debutará en Frutillar Maximiano Valdés, una de las mayores batutas chilenas. "He esperado por largo tiempo que se cumpla este anhelo", reconoce. Dirigirá a la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil en "Díptico", de Fernando García; "La muerte de Alsino", de Alfonso Leng; la Cuarta de Mahler, y la Séptima de Beethoven.

Asimismo, la Orquesta Sinfónica de Chile asistirá, por primera vez, con su director titular, Leonid Grin. "Serán tres conciertos espectaculares, con un repertorio que él maneja de forma brillante, y que incluye la Cuarta de Tchaikovsky y la Quinta de Shostakovich. Además, invitamos a un gran pianista estadounidense, Tzimon Barto, como solista para el Concierto N° 2 de Rachmaninov", detalla Diego Matte, director del CEAC, entidad que administra a la Sinfónica y al Coro Sinfónico. Este último se sumará a la orquesta en el cierre del festival, con una de las piezas preferidas del gran público: "Carmina Burana" (Orff). Pero no todo será masividad: la Sinfónica también celebrará el centenario de Leonard Bernstein con su Sinfonía N° 1 "Jeremiah".
La programación fue anunciada ayer.

Más novedades

Igualmente habrá originalidad en la propuesta de la Banda Sinfónica de la Fach y su director Fabrizzio De Negri, quienes presentarán "Mythodea", obra que Vangelis compuso para la misión a Marte de 2001, y en la que se sumarán un coro antofagastino y las solistas Maureen Marambio y Marcela González. "Tenemos la mirada en el futuro, pero también queremos rescatar nuestras raíces, y por eso partiremos con un encuentro coral en el que participarán cuatro coros, porque esa fue la semilla de las Semanas, en 1968", dice Harriet Eeles, presidenta de la corporación a cargo del evento. Ese encuentro, el 22 y 23 de enero, abrirá un ciclo especial que continuará con un homenaje a Violeta Parra que ofrecerán Los Jaivas y con una panorámica de la canción chilena de los últimos 70 años, a cargo de Ensamble MúsicActual, de Sebastián Errázuriz.

Así, el evento se extenderá por 15 días en vez de 10. Serán 47 conciertos, 20 gratuitos.

Los precios 2018 serán más altos -$12 mil los conciertos de mediodía y entre $18 mil y $25 mil los vespertinos-, pero hay un descuento del 30% para el primer tercio de las entradas en venderse. Eeles destaca la variedad de los conciertos de mediodía, que contarán con el Ensemble Bartók Chile y Carmen Luisa Letelier como recitante, además de ensambles extranjeros.

Otros solistas destacados serán el clarinetista Luis Rossi, la pianista Paulina Zamora y el violinista polaco Krzysztof Lason, además del guitarrista que conquiste el primer premio en la próxima versión del concurso "Dr. Luis Sigall".

miércoles, septiembre 06, 2017

Eduardo Peralta y Hugo Moraga Canciones de Poetas Prisioneros

Comunicado de prensa

Eduardo PERALTA y Hugo MORAGA
Canciones de Poetas Prisioneros
Lunes 11 de septiembre
MESÓN NERUDIANO

Después de un notable lunes junto al trovador argentino Diego Dana, en que el público del Mesón dio la bienvenida a Eduardo Peralta tras su periplo de agosto por tres regiones de Francia, se viene un concierto intenso, con dos trovadores emblemáticos, Moraga y Peralta cuyo estilo guitarrístico ha sido elogiado en muchos países, tal como el nivel poético de sus canciones...

Ambos trovadores han dado mucho a la canción poética de Chile, desde la segunda mitad de la década de los 70, otorgando de paso a la guitarra un protagonismo especial, mucho más allá de un rol rítmico o acompañamiento discreto, aprovechando las amplias posibilidades armónicas y melódicas del noble instrumento…

Esta vez cantarán, a dúo y por separado, temas de su autoría (que pueden ser pedidos por redes sociales) y canciones de poetas y trovadores que estuvieron prisioneros…

Hugo y Eduardo (tal como su colega catalán Serrat) han hecho canciones con los versos de Miguel Hernández, y por supuesto el gran español estará presente en más de un tema! También su amigo Juvencio Valle, que pasó una breve estancia en una cárcel de Franco, siendo corresponsal de una revista chilena en la Guerra Civil. Claro que cantarán a Víctor Jara, Desiderio Arenas, José Domingo Gómez Rojas y Ángel Parra, y hasta habrá algunos guiños musicales a Cervantes y Wilde, que en algún momento de su existencia hasta escribieron en cautiverio forzado!
IMPERDIBLE...

Eduardo PERALTA y Hugo MORAGA
Canciones de Poetas Prisioneros
Lunes 11 de septiembre a las 21 h
MESÓN NERUDIANO Dominica 35
Adhesión: $ 5.000 Reservas al 227371542

Electrodomésticos adelanta su nuevo disco

El Mercurio

El grupo presenta "Ex la humanidad", que será lanzado en vivo este sábado en M100.  

Raimundo Flores 

"Siempre he pensado que los músicos somos pésimos describiendo lo que hacemos". Eso es lo primero que dice Carlos Cabezas, líder de la banda Electrodomésticos, cuando es interrogado acerca de su nuevo trabajo con la icónica banda y del sencillo que se estrena hoy en radios. Aunque luego adelanta: "Habla del estado en que estamos, hay una falta de humanidad a la que hemos llegado con todo este contexto social competitivo, que es como lo contrario de un sentido de comunidad".

"Ex la humanidad" es el nombre de la nueva canción, que además le da el nombre al próximo trabajo, que será el quinto disco de estudio de la banda y sería lanzado en noviembre con una edición en vinilo. El proyecto promete seguir con la línea de "Se caiga el cielo" (2013) y el EP "El calor" (2014). "Tiene que ver con una recarga de energía que hubo. Como que partió el frenesí de este reencuentro muy fuerte con la estética electrodoméstica y como hay muchas cosas pasando en términos sociales, es provocador seguir desarrollando ideas musicales y sonoridades distintas", explica Cabezas sobre esta nueva etapa.

La larga carrera de Electrodomésticos comenzó en 1984 y ha estado marcada por sus innovadores e influyentes trabajos, pioneros en introducir sonidos electrónicos al rock, además de sus largos recesos y varios cambios de formación. Actualmente la banda, que es completada por Edita Rojas, Sebastián Muñoz y Valentín Trujillo (nieto del "Tío Valentín"), pasa por uno de sus momentos más activos. "Se siente muy bien estar con esta sensación de estímulo creativo constante que te da vitalidad y que lo hace mejor persona a uno que ha sido tan bruto, eso es lo que siempre le he agradecido a la música", explica Cabezas.

Electrodomésticos estrenó en julio pasado "Público", primer álbum en vivo de la banda, que incluyó extractos de presentaciones en el Teatro Municipal y en el Teatro Nescafé de las Artes. El sábado será el turno de estrenar en concierto "Ex la humanidad" y otras canciones inéditas cuando la banda se presente en Matucana 100. "Vamos a mostrar al menos cuatro temas nuevos y recorrer de manera más amplia lo que hemos hecho, con temas de nuestros primeros discos", adelanta Cabezas.

sábado, septiembre 02, 2017

Acceso limitado

Antes de copiar y pegar, un par de acotaciones a esta nota escrita x Mauricio Jurgensen y publicada el día de hoy x la tercera, y aprovechando que es periodista, estaría bueno encargarle un par de cosas

1. Sobre la edición Europea de los dos primeros vinilos de Los Blops, se indica en estas ediciones que el material fue publicado con Licencia de Eduardo Gatti y de Juan Pablo Orrego, si eso no es así, habría que preguntar al sello para resolver la duda del cantautor.

2. En relación a los vinilos de Víctor Jara y que fueron sacados de CD, sería bueno que el periodista hiciera una investigación y se dará cuenta que casi el 100% de las ediciones chilenas en vinilo  están hechos desde CD, por ejemplo verá que algunos sellos para mandar a hacer un vinilo, piden que les envíen el audio... "en un CD" o en WAV VER ACÁ 

3.En relación a las Ultimas composiciones de Violeta Parra, los masters están en poder del señor Valdebenito. Y ahí hay un pequeño error, si bien él es el dueño de los masters, no es dueño de los derechos de autor, por lo tanto si es que "recibe millonadas", algo que no me consta, es por licenciar el material que corresponde al ser dueño de los master, y por ende actúa como productor fonográfico, no como dueño de los derechos de autor. Estos derechos de autor, independiente de quien sea el dueño de los masters, siguen perteneciendo a los herederos de Violeta Parra. Ahora creo que sería una buena tarea del periodista el realizar una investigación de cómo fue que la Fundación Violeta Parra editó este disco sin tener los derechos del productor fonográfico, disco que está disponible en el Museo de la folklorista.

4. Y sobre la discoteca, hace años que me di cuenta que no existía, e hice algo al respecto acá
DISCOTECA NACIONAL CHILE

Ahora les dejo la nota de opinión, al que le falta varias cuotas de periodismo, pero con respeto...
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Mauricio Jürgensen

Honestidad brutal. Consultado hace un par de años sobre la propiedad de los primeros títulos de Los Blops, el músico Eduardo Gatti, miembro fundador de ese grupo pionero del rock en Chile, respondió con un sincero: “No tengo la menor idea”. Tampoco supo cómo fue que hace algunos meses atrás los dos primeros elepés del conjunto de Los Momentos llegaron a tiendas locales en formato de vinilo y a través de una etiqueta española.

Y algo parecido le pasaba hace algunos días a Juan Mateo O’Brien, sobreviviente de los seminales Los Vidrios Quebrados, que miraba con curiosidad una edición británica de Fictions, el disco que grabaron en 1967, sin tener noción alguna de cómo fue que ese título llegó a ser publicado en el extranjero.

El descuido y desorden que ha sufrido parte del catálogo de la mejor música chilena también alcanzó a la reciente reedición en vinilo de los títulos emblemáticos de Víctor Jara, emprendida por la fundación que lleva su nombre. Aunque valiosa en el rescate del arte original, las copias fueron extraídas de la versión en CD y no del master original, según se explicó, por el alto costo de que se le exigía a la fundación.

Y ni hablar del caso más emblemático, de Las Últimas Composiciones (1966), de Violeta Parra, obra fundamental de la música chilena cuyo master está en manos de un antiguo funcionario de la RCA Victor que en 1996 adquirió todo el repertorio discográfico de la antigua RCA (tres mil master de música, entre 1930 y 1980). El mismo que sigue cobrando una millonada por los derechos de autor y que no tiene problema en pasar la factura a interesados internacionales que pagan lo que les pida por reeditar estas “rarezas del fin del mundo” en el extranjero. Lo doloroso, y aquí está el fondo del asunto, es que esta música también tenga la categoría de “rareza” en el país que las vio nacer.

Parte del profundo desconocimiento que se tiene sobre el catálogo nacional tiene que ver precisamente con que está desordenado, perdido o que derechamente no existe. Que más elocuente de eso que sean los mismos autores los que no tienen idean. Y eso no es algo que se vea sólo respecto de títulos muy lejanos en el tiempo. Álbumes relativamente recientes, de hace 20 o 30 años, tampoco se encuentran con facilidad y menos en ediciones que valgan la pena, lo que es en parte responsabilidad de los músicos y productores, pero también de las autoridades competentes que podrían, por ejemplo, habilitar una gran discoteca de la música chilena con lo que todavía es posible recoletar.

Lo que le queda a los interesados particulares es apostar a la suerte y trajinar en ferias libres o mercados de las pulgas (incluso es probable que tenga más suerte en disquerías argentinas o brasileñas) o derechamente convertirse en “coleccionista” y pagar lo que no se tiene por ediciones originales. Esas “rarezas” en que se ubican discos chilenos que acá deberían ser de libre acceso.